OpenLab

Quiso ser una ventana. Esta ventana estaba abierta a proyectos creativos y educativos comunitarios. De naturaleza “multimedia” no rechazaba ningún medio de expresión. Como campo experimental, era un territorio que desde la imaginación y las ideas pretendía desarrollarse a través de los lenguajes sin un fin determinista. Cada proyecto era individual y colectivo a la vez. Era uno y de todos los que tuvieran a bien sumarse a la experiencia. Cada experimento perseguía su propio objetivo. Era juego. Era lenguaje. Esta ventana comenzó con dos proyectos: Mutaciones y el Manual básico de lecto-escritura digital. El segundo habla más o menos por si mismo.

Mutaciones

Mutaciones era un un proyecto de reescritura en el que desde un texto dado (de un clásico de la literatura), se admitían todo tipo de intervenciones, reelaboraciones, interpretaciones, etc, siempre sobre la misma página digital de manera que múltiples escritores-editores intervenían a la vez e indefinidamente sobre él. Se llegaron a proponer, antes de su cierre, dos textos, sobre los que se produjo la intervención de uno sólo de ellos. La herramienta utilizada para su desarrollo fue la wiki.