Librería Especies de Espacios

Este proyecto cerró el pasado 30 de junio (2016). Por diversas razones que podéis leer en este enlace. La principal, el agotamiento.

Nos especializamos en editoriales independientes, en literatura.

Era una librería que creía en el valor añadido y la singularidad que aporta la labor editorial a sus títulos. En su filosofía. Creemos en la influencia de su manera de entender la literatura y el mercado. En fin, en la editorial que se diluye tras los autores, los títulos y los “géneros”. Porque las editoriales independientesarriesgan, toman libros que conciencian de la diversidad cultural y representan un punto de vista diferente para la independencia de las ideas fuera de la superproducción de libros en la que se hallan inmersas las grandes editoriales.
 

Estábamos en Triana (Sevilla)

Principalmente porque, en nuestra opinión, el casco antiguo cada vez se parece más a un centro comercial, un concepto del que nos queremos alejar por completo. Además buscábamos una comunicación más cercana y de barrio. Entre las opciones que nos planteábamos, Triana es la que más nos atraía, por su historia y su idiosincrasia.
 

Librería

“Especies de Espacios” no era una tienda moderna donde aunar complementos de moda con libros bonitos. Hay demasiada banalidad en el mundo como para añadir un poco más. Aquí giraba todo en torno al contenido y las posibilidades que tiene un lector de llegar a ese contenido: teníamos compra-venta-trueque de libros, libros usados, un canal de préstamo, punto oficial bookcrossing, novedades seleccionadas y fuimos la primera librería sevillana, independiente de grandes cadenas, que tenga un catálogo muy extenso de libros digitales. Pero principalmente, esta librería se caracterizaba por su búsqueda y acogida activa: buscábamos nuevas editoriales, nuevos autores, nuevas propuestas que no suelen tener cabida en otras estanterías porque son de una rotación muy larga y muy lenta, porque no están avaladas por el apellido de turno, o porque el librero no quiere perder el tiempo en echarle un ojo a esas propuestas: el mismo riesgo que corremos como editorial, lo corríamos como librería: nos gustan los otros libros por encima de todo:

“Si lees los libros que está leyendo todo el mundo, solo podrás pensar como lo hace todo el mundo”.