Créditos

Al final,
dejó la fusta en el suelo dejó los nudos,
todos,
incluida la mordaza;
y apagó la luz.

Al final,
cuando aún le latían los labios
y el sudor se mezclaba con la sangre,
su piel
relajada sobre mí jadeó
mi nombre tan suspiro
que solo
pude
oírlo
yo

Una respuesta a “Créditos”

Deja un comentario