IV

Las uñas con sus dedos, de las manos y de los pies, todas sus costillas y vértebras, los huesos largos, e incluso el hioides, su esternón, pelvis y el cráneo; sus articulaciones desarticuladas, músculos y tejido graso, los órganos, todo, ahí

amontonado al pie del muro
Como un impulso que ha vuelto a caer.

Detrás detrás del muro
dicen que se ha visto
el resplandor
de un manzano verde.